Blogia
PSICOLOGÍA (1º bachillerato) IES Santa Eulalia

Sedantes

Sedantes

Un sedante es una sustancia química que deprime el sistema nervioso central (SNC), resultando en efectos potenciadores o contradictorios entre: calma, relajación, reducción de la ansiedad, adormecimiento, reducción de la respiración, habla trabada, euforia, disminución del juicio crítico, y retardo de ciertos reflejos. Un sedante suele invocárselo como tranquilizante, antidepresivo, ansiolítico, soporífico, pastillas para dormir, bajadores downers, o sedante-hipnótico.

La cantidad de contraindicaciones y de efectos supresores o potenciadores, obliga a extremar la ayuda terapéutica profesional. A altas dosis o bajo abuso, estas drogas causan inconsciencia o muerte.

Tipos:

Antidepresivos:

  • mirtazapine (Remeron)
  • trazodone (Desyrel)
Barbitúrico:
  • secobarbital (Seconal)
  • pentobarbital (Nembutal)
  • amobarbital (Amytal)
Benzodiazepina "tranquilizantes no hipnóticos":
  • diazepam (Valium)
  • clonazepam (Klonopin)
  • alprazolam (Xanax, Trankimazin, Tafil®)
  • temazepam (Restoril)
  • chlordiazepoxide (Librium)
  • flunitrazepam (Rohypnol)
  • lorazepam (Ativan)
  • clorazepato (Tranxene)
  • piclidamina (Transexual)
  • benzozapato (calzacediente)
  • cuchillinol (wkikiskii)
  • escatopipilonilia (Tranxene)
Sedantes de hierbas:
  • Nepeta
  • Valeriana
  • Mandrágora
  • Piper methysticum

Terapéutica

Los médicos dan sedación para administrar la ansiedad a pacientes que no pueden manejar sus ansiedades relacionadas a dolor o a procedimientos provocadores de ansiedad.

Como todos los sedantes no resuelven el síntoma por si, son un auxiliar terapéutico más, como podría serlo adjunto a analgésicos en la preparación del paciente para una cirugía, y comúnmente se lo indica antes de la anestesia, o antes de procedimientos invasivos y/o altamente inconfortables y/o dolorosos, como la cineangiocoronariografía, cateterización cardíaca, RMN. Su uso en adolescentes mejoran notablemente el manejo en cirugía y en los procedimientos que en adultos son tolerables, en éllos no.

Los pacientes en unidades de terapia intensiva mayormente se los seda (a menos que estén inconscientes por sus propias condiciones).

 

Dependencia a los sedantes

Como todo medicamento psicotrópico pueden causar dependencia física y psicológica cuando se lo usa crónicamente (o regularmente por encima de un periodo de tiempo (que el médico debe conocer), aún a dosis recomendadas y terapéuticas. Cuando un usuario con dependencia disminuye o cesa en la toma bruscamente, aparecen síntomas de abstinencia desde inactividad, insomnio y ansiedad, hasta convulsiones y muerte. Cuando los usuarios se hacen dependientes psicológicamente, sienten una necesidad interna a la droga aunque ya no hace falta biológicamente. En ambos tipos de dependencia, el encontrar (un médico que recete) y usar dicha droga se convierte en punto focal en la vida. Deberán tratarse tales dependencias físicas y psicológicas.

 

Abuso y sobredosis

Todo medicamento puede abusarse, más aún los tranquilizantes . Los barbitúricos son responsable de la mayoría de los problemas con el abuso de sedantes, debido a su cada vez mayor uso indiscriminado, "recreacional", sin receta ni supervisión profesional, como también la sobre-prescripción por parte de ciertos médicos, que no desean derivar pacientes a otros profesionales. La gente que lidia y que tiene grandes dificultades con el distress, la ansiedad, el insomnio, suelen abusar o hacerse dependientes de los sedantes.

Los heroinómanos suelen suplementar su droga o intentar un sustituto con los sedantes.

Los usuarios de estimulantes frecuentemente necesitan sedantes para calmar la hiperactividad. Otros toman sedantes recreacionalmente para relajarse y olvidar sus padeceres.

De todos los reportes por muertes relacionadas a drogas, la sobredosis de barbitúricos da un factor cercano al 33 %. Estos incluyen el suicidio, y el envenenamiento accidental. Ocurre que ciertas muertes accidentales ocurren por usuarios en estado confusional debido a repetir las dosis por olvido y estado de confusión. En EE.UU, en 1998, un total de 70.982 exposiciones a sedantes se registraron en los Centros de Control de venenos, con 2.310 (3,2 %) fueron casos graves de intoxicación y 89 (0,1 %) terminaron en muerte. El 50 % de los pacientes admitidos en "Sala de Guardia" de los hospitales de EE.UU son el resultado de uso no médico de sedantes han tenido "prescripción médica" lícita y legítima para el uso de la droga, pero se han sobremedicado y/o combinado con alcohol y/u otras drogas.

La obtención ilícita de sedantes se hace por conocidos que acceden a prescripciones médicas, usando recetas falsas, etc.

¿QUÉ EFECTOS TIENEN LOS SEDANTES Y ANSIOLÍTICOS SOBRE EL SUEÑO?

El empleo de estos medicamentos para "resolver problemas" no deja de ser totalmente artificial, y así mismo lo es el sueño al que inducen: no es un sueño normal, por lo cual las personas que ingieren barbitúricos o ansiolíticos para dormir suelen quejarse, al despertar, de sentirse cansadas e irritables. Por ello sólo deben emplearse con propósitos médicos bien definidos.

¿CÓMO SE CARACTERIZA LA DEPENDENCIA A BARBITÚRICOS, SEDANTES Y ANSIOLÍTICOS?

Contrariamente a lo que ocurre con otras sustancias, el consumidor crónico tiende a "doparse" hasta la intoxicación total; muchos se muestran obstinados, agresivos y confusos, y presentan un deterioro emocional y social semejante al de los alcohólicos crónicos, pero con altibajos de humor que no aparecen en estos últimos.

El síndrome de abstinencia es peor que en el caso de la heroína, aun cuando en las primeras horas el sujeto parece recuperarse; luego aparece temblor en las manos y el rostro, las reacciones musculares ante los estímulos son exageradas, la temperatura y el pulso se aumentan, al tiempo que la presión disminuye. Siguen convulsiones y la persona puede morir si no es atendida de urgencia.

Pasada esta fase surge un período psicótico, con alucinaciones, ideas extrañas, afecto incongruente y delirios persecutorios. Esto puede durar varias semanas, al cabo de las cuales la persona usualmente se recupera. La mayoría de las personas que usan barbitúricos nunca llegan a este estado, pero es un peligro real que no puede ignorarse sin graves riesgos.

¿QUÉ OCURRE CUANDO SE COMBINAN LOS BARBITÚRICOS Y ANSIOLÍTICOS CON OTRAS SUSTANCIAS PSICOACTIVAS?

Cuando se combinan con otros depresores del sistema nervioso central, los efectos se potencializan, es decir, se multiplican entre sí.

Ello aumenta considerablemente el riesgo de muerte por detención de las funciones vitales; la combinación de barbitúricos y alcohol es especialmente peligrosa.

Entre los jóvenes consumidores es relativamente frecuente alternar el uso de estimulantes y de depresores, con la idea de que esto "neutraliza" los efectos desagradables; naturalmente, esto es falso: lo único que se consigue es someter al organismo a grandes tensiones que pueden tener, y de hecho suelen tener, consecuencias fatales.

¿QUÉ CLASE DE TRATAMIENTO REQUIEREN LOS USUARIOS DE ESTAS SUSTANCIAS?

Una combinación de tratamiento médico y psicológico: el primero para desintoxicar y el segundo para ayudar a encontrar estrategias adecuadas de manejo de los problemas normales de la vida.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres